Jueves, 23 Mayo 2019

GMC ACADIA ALL TERRAIN 2017: PRIMERA PRUEBA

Previous Next

GMC adds the two-row off-road All Terrain to an Acadia lineup that is smaller, lighter, and faster Nuestro primer manejo de la GMC Acadia 2017 fue bajo la lluvia en Washington, D.C., terminando el día con una lluvia tan intensa que apenas y podía ver el auto de adelante en la autopista. La lluvia deshizo el circuito todoterreno diseñado para mostrar las moderadas habilidades de la All Terrain, la nueva adición todoterreno con dos filas de asientos a la gama de crossovers de tres filas. Las condiciones fueron lo contrario a las de nuestra siguiente prueba de la All Terrain con la elevada temperatura de California en agosto. El crossover pasó por la batería usual de pruebas en la Auto Club Speedway en Fontana, y después se dirigió a Mojave para pasar por las diversas pruebas con temperaturas de tres dígitos en un óvalo de alta velocidad, un circuito de manejo, un circuito todoterreno, un camino de grava y un circuito de carretera que cubría varias superficies. Con más información en nuestro haber, seguimos disfrutando de la nueva plataforma que comparte la Acadia con la Cadillac XT5, pasando de ser un vehículo grande de ocho pasajeros a un crossover más bien mediano con capacidad para alojar de cinco a siete pasajeros, dependiendo del nivel de equipamiento. La All Terrain es la única variante de dos filas y cinco pasajeros. Como resultado, cuenta con un amplio espacio en el asiento trasero, otra característica que celebramos.

Lo que lamentamos son algunos remanentes de General Motors, incluyendo un motor algo adormecido que se hizo notar más en nuestras superficies de prueba, una transmisión que quisiéramos fuera más sensible y una caja de cambios vieja en un interior que de otro modo sería atractivo. Nuestro vehículo de prueba tiene una etiqueta de precio de $47,465; acopla un motor de cuatro cilindros y 3.6 litros que genera 310 caballos de fuerza y 271 libras-pie de torque, con una transmisión automática de seis velocidades y tracción total como equipamiento estándar. La Acadia 2017 es más pequeña en todas las dimensiones y, con un peso de 4305 libras, es alrededor de 740 libras más ligera que el modelo saliente. El cambio se refleja en su tiempo de 0 a 60 de 6.7 segundos y en los 15.3 segundos a 92.6 mph que tarda en recorrer el cuarto de milla. La última vez que probamos este vehículo fue hace una década. La Acadia 2007, un crossover grande que pesaba 5044 libras, tardó 8.2 segundos en alcanzar 60 mph y 16.4 segundos en completar el cuarto de milla.

La nueva Acadia All Terrain es también más rápida que el Mazda CX-9 Signature 2017, que tardó 7.4 segundos en ir de 0 a 60 mph, o el modelo Touring que tardó 7.5 segundos. Y supera a la Toyota Highlander 2017, que tardó 7.2 segundos en alcanzar 60 mph y 15.5 segundos en recorrer el cuarto de milla. Pero el Cadillac XT5, su hermano de plataforma, logró mejores tiempos, con 6.4 segundos en su modelo de tracción delantera y 6.5 segundos con tracción total. El ahorro de combustible certificado de GMC para la Acadia es de 18/25 mpg al conducir en ciudad/carretera. En nuestra prueba, la All Terrain obtuvo 16.9 mph en ciudad y 24.4 mpg en carretera para una clasificación combinada de 19.6 mpg. Al pasar a una nueva plataforma, la Acadia obtuvo una suspensión considerablemente renovada, además de un andar y manejo mejorados. Absorbe las superficies irregulares con muy poco ajetreo. Al ser más pequeña, es más ágil y capaz de adherirse al camino. Tiene control de velocidad crucero, pero no mantiene su velocidad al acelerar mientras desciende por una colina.

El estilo es fiel a la marca GMC. La gente no la confundirá con una Chevy, pero a la genta tal vez le confunda su nuevo tamaño. El interior es muy atractivo con costuras en el tablero y los asientos color caramelo, pero la consola central parece el resultado de una incursión continua al cajón de piezas de GM. Puesto que la All Terrain no cuenta con una tercera fila de asientos, es bastante espaciosa. Ahora la segunda fila se abate totalmente con solo tirar de una palanca en el maletero, para revelar un enorme fondo plano para transportar carga. Hay un amplio espacio en el maletero con los asientos traseros en posición normal, además del espacio que la tercera fila de asientos ocuparía. También nos gustaron los dos quemacocos.

Una de las mayores críticas es la perilla de selección del modo de tracción total, ya que se requiere más esfuerzo del normal para cambiar de modos, y es complicado descubrir cuál se seleccionó debido a que los símbolos son difíciles de descifrar, además de que no hay nada en el panel de instrumentos que muestre en qué modo se encuentra. La única forma de saber que el modo AWD está activo sin tener que ver el interruptor, es ir al menú todoterreno. Imaginamos conductores atrapados en la nieve en su primer invierno por haber olvidado cambiar a tracción total. En una época en la que las computadoras pueden detectar el terreno y activar o desactivar el modo de tracción total según sea necesario, es difícil entender por qué GMC hizo esto tan difícil para el usuario. Pero para el comprador que desea cierta capacidad todoterreno limitada y prefiere espacio adicional en vez de una tercera fila de asientos, éste es un buen vehículo de uso diario para cualquier estilo de vida durante los siete días de la semana.

Tags: , , ,

Toda las noticias del mundo motor en un solo lugar.

Newsletter

Suscríbete a nuestro boletín. No se pierda ninguna noticia.

No enviamos SPAM!